A la casita de barro la demolió la Muni «por seguridad»

La Municipalidad de Centenario salió a aclarar que tuvo que demoler parte de un aula de barro, instalada en la chacra municipal por un grupo de bioconstructores, debido a que representaba un riesgo.

Lo aseguró ayer Tanya Bertoldi, secretaria de Gobierno, quien se reunió con el técnico Alfredo Urrutia, capacitador del Centro de Formación Profesional Agropecuario N° 2 de San Patricio del Chañar (CFPA 2).

«Pensando desde la capacitación, estamos de acuerdo, pero como institución también tenemos que cumplir con las ordenanzas que rigen las construcciones privadas y públicas dentro del ejido municipal, que es nuestro código de edificación», dijo la funcionaria.

El aula fue construida por vecinos que asistieron a un taller durante la gestión del ex intendente Esteban Cimolai, y uno de los ejes fue presentar un proyecto para modificar el Código de Edificación, que prohíbe utilizar materiales como adobe para construir, como tienen otras localidades progresistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *