Al Albinegro se le nubló la pretemporada

Empezó a rodar la pelota en este 2020 para Cipolletti y la dinámica de lo impensado se puso a la orden del día, no sólo por la victoria de La Amistad sobre el Albinegro en La Visera 1 a 0 con gol de Henry Sáez, sino por las formas, por el trámite colectivo de la formación de Gustavo Coronel.

Hay atenuantes.Siempre existen a la salida de una pretemporada exprés de 10 días a tres turnos cada uno, pero el desorden remite más a cuestiones tácticas que a condiciones físicas.

Hay una apuesta, al menos una intención inicial en Cipo, de jugar con Manuel Berra como medio centro tapón y rodearlo de buen pie con Diego Aguirre y Brian Visser. Cristian Fornillo es el único que se suma a la fricción para la recuperación, pero todo eso lo llevó a perder la pelota ante su rival de ayer, desnudando falencias en el retroceso defensivo.

Deberá resolverlo rápidamente en la pizarra el técnico para no hacer de las acciones esporádicas una fórmula, sobre todo porque en momentos decisivos del Federal A todo eso puede pagar muy caro. El técnico lo expone también con sus actos, porque lo siente de manera parecida.

Por eso, en el complemento lo sacó a Fornillo para que ingrese Gonzalo Bárez y a Aguirre para darle minutos a Matías Sarraute, un nombre en que el DT confía, pero no termina de devolverle todo lo que espera de él para trabajar en un sector sensible de la formación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *