Alberto estuvo en el Foro Mundial del Holocausto

El presidente Alberto Fernández participó en Jerusalén, Israel, del Quinto Foro Internacional del Holocausto, en el que, los 40 líderes mundiales que asistieron, coincidieron en alertar sobre el auge mundial del antisemitismo y la necesidad de combatirlo, en la que fue una de las dos jornadas centrales del paso del mandatario por la región.

El encargado de abrir el foro fue el anfitrión de la jornada, el presidente israelí Reuben Rivlin, quien destacó que su país «es una democracia fuerte y un Estado que requiere socios en la lucha contra el racismo y el nuevo antisemitismo que surge hoy en forma preocupante». Desde la primera fila del auditorio del Yad Vashem (Museo del Holocausto), Fernández y la primera dama, Fabiola Yañez, escucharon al mandatario anfitrión y a los siguientes oradores.

Antes del inicio del evento, que se demoró más de media hora, Fernández mantuvo una breve conversación con su par francés, Emmanuel Macron, en el auditorio del museo ubicado al oeste de Jerusalén, mientras se saludaban. Durante la espera, el Presidente también aprovechó para saludar a varios de los líderes que iban llegando, entre ellos el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence; el rey Guillermo, de los Países Bajos; Rivlin, y los mandatarios de Ucrania y Albania, Vladimir Zelensky e Ilir Meta, respectivamente.

Al igual que Rivlin, todos los oradores pusieron énfasis en el crecimiento de las expresiones y ataques antisemitas en el mundo y la necesidad de combatirlos. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el estadounidense Pence también abordaron temas de actualidad, pero se enfocaron en su confrontación con Irán. Netanyahu vinculó en un relato temporal, sin desvíos, el genocidio cometido en el mayor campo el exterminio nazi de Auschwitz en la Segunda Guerra Mundial y su actual política exterior y de Defensa.

«Auschwitz es también el símbolo de la impotencia que sufrió el pueblo judío, de lo que pasa cuando un pueblo no tiene una voz, una tierra ni protección. Hoy tenemos una voz que se hace escuchar en la Casa Blanca, en el Kremlin, en Naciones Unidas y en todos los países aquí representados», aseguró el premier. «También tenemos una tierra en donde unimos a los exilios y tenemos un escudo. ¡Y qué escudo tenemos!», agregó y destacó «la valentía de los soldados» israelíes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 10 =