Alberto Fernández lanza el Plan Gas en Vaca Muerta

Pasada las 12, el avión presidencial surcó el cielo de la capital neuquina y aterrizó en el Aeropuerto Internacional Presidente Perón. Así el presidente Alberto Fernández pisó Neuquén y se dirige a Vaca Muerta para lanzar el Plan Gas 4 en Loma Campana.

El mandatario visitará la provincia por por segunda vez, luego de paso por Villa La Angostura en junio. Esta vez, viene acompañado del ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Energía, será recibido por el gobernador Omar Gutiérrez y se trasladará a la formación hidrocarburifera.

Fernández visitará Loma Campana, el principal bloque petrolero de los no convencionales de Argentina, y por primera vez en su gestión pisará Vaca Muerta.

Allí tendrá lugar el anuncio del Plan Gas 4, una iniciativa con la que el gobierno nacional buscará no pasar sobresaltos en dos sentidos: por un lado, garantizar la producción necesaria para abastecer la demanda en el 2021. Y casi tan importante como esto, no sobrellevar un impacto mayor en el frente macroeconómico en los próximos meses.

El anuncio de hoy está precedido por seis meses de negociaciones entre el gobierno nacional y las empresas productoras. La administración Fernández busca dos objetivos principales: garantizar la producción de gas para el 2021-2024 y al mismo tiempo evitar el peor escenario: ese en el que estaría obligado a importar más gas en los próximos meses y tener que utilizar para ello dólares que hoy escasean en las reservas del Banco Central de la República Argentina.

Así, hay un objetivo vinculado a garantizar la demanda doméstica, que por añadidura evitaría dolores de cabeza en un año donde se desarrollarán las elecciones de medio término, y también una clave de la macroeconomía, un frente tensionado desde el 2019.

En agosto pasado el Plan Gas 4 parecía estar finalizado. Luego de unos dos meses de negociaciones, el ministerio de Desarrollo Productivo se reunión con las productoras, y dio a conocer los 23 puntos que formaban entonces el cuerpo principal de la propuesta. Pero en medio de la profundización de la crisis económica, el gobierno hizo un doble movimiento.

Por un lado, cambió de órbita a la secretaría de Energía, que pasó a ser parte del ministerio de Economía. Y por otro lado, comenzó a revisar el contenido del plan, un precio estímulo para buena parte de la producción nacional, a la que se le garantizaría un valor superior al de mercado a través de un aporte del Estado.

Desde entonces, los voceros de la administración Fernández hablaron de una “armonización” de ese aporte, que permitiera cumplir con las pautas fiscales del gobierno nacional, en medio de la profundización del actual cuadro de complicaciones económicas. Luego de esa suerte de revisión, finalmente el anunció tendrá lugar hoy en Neuquén, un lugar que el presidente visita por segunda vez en el año y donde dispuso una sede de la secretaría de Energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 7 =