Avanza el polo productivo para abastecer a Vaca Muerta

Pasaron más de 35 años para que el proyecto de diversidad productiva tome impulso en Campo Grande. El gobierno provincial dispondrá de 200 millones de pesos para poner en producción 1.800 hectáreas en El Labrador, uno de los cuatro núcleos urbanos que forma parte del municipio de Campo Grande.

En enero comenzará la ambiciosa obra que se financiará con fondos del Plan Castello. La génesis de esta idea se gestó a mediados de la década del ochenta, pero recién en 2018, con el crédito en dólares que tomó el gobierno, se incluyó en el presupuesto.

La obra fortalecerá el desarrollo agrícola de la zona, en parte gracias a la ubicación geográfica cercana a Vaca Muerta. Para ello, se pretende poner bajo riego a unas 1.800 hectáreas, a partir de trabajos de readecuación e impermeabilización de la sección del canal principal existente del área de riego Campo Grande.

Comprende el suministro de compuertas automatizadas que jerarquizarán y medirán la distribución del agua de riego hacia dos zonas productivas bien marcadas, los caudales para la zona hortícola y frutos secos, y por otro lado, para la zona forrajera.

En octubre la empresa Tecnobras Argentina SA se quedó con la adjudicación. La firma está en la etapa final de preparación para comenzar con las tareas que tiene un plazo de ejecución de 18 meses. La compañía neuquina presentó la oferta más baja de las cinco empresas que participaron de la licitación.

Esta obra forma parte de un polo productivo más amplio que incluye la construcción de un parque industrial. El objetivo es potenciar la producción local y crear una plataforma para conectar con la ruta a Vaca Muerta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *