Blindan la toma para evitar que continué creciendo

La salida a la tensa situación que se vive en la toma Casimiro Gómez parece estar bastante lejos. Este lunes se concretó una nueva mesa con los representantes de los ocupantes, al mismo tiempo de que la Policía reforzó la presencia en el predio para evitar que más familias se sumen al asentamiento.

Las pautas de cómo realizar el censo general, principalmente de las familias más vulnerables, es uno de los puntos centrales de la discusión en la mesa.

“Estamos dispuestos al diálogo y cumpliendo todo lo que nos dicen. Estamos en permanente contacto con la gente de mediación para evitar que haya malos entendidos”, comentó Carlos Rojas, vocero de un sector de la extensa toma que ya sumaría alrededor de dos mil familias.

Justamente esa expansión de la toma del predio causa preocupación entre las autoridades y los propios vecinos, “por lo que hay mayor presencia policial, controlando que no se siga expandiendo para todos lados”, sostuvo Rojas.

El ingreso de comida y agua potable es otro de los puntos sensibles en el marco del diálogo que mantienen las autoridades y los representantes barriales ya que «hay familias que se encuentran en una delicada situación porque se encuentran al rayo del sol todo el día y bajo el efecto del viento», indicó el referente. En la mesa solicitaron ayuda para ese grupo de personas por parte del Municipio y de la Provincia.

En tanto, fuentes de Ciudad Judicial aclararon que “mientras el diálogo siga su curso, la orden de desalojo se mantendrá en stand by”.

FUENTE: LMN Neuquén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − uno =