Boca no pudo con Independiente en La Bombonera y se alejó de River

Boca tampoco pudo y todos los candidatos jugaron para River, que también jugó para sí mismo porque fue el único que sumó de a tres. El Xeneize empató 0 a 0 ante Independiente en La Bombonera, en la presentación de Miguel Ángel Russo como técnico. Marcos Díaz fue la figura del encuentro.

“Contento porque pude debutar en cancha de Boca, como soñaba. Lamentablemente no pudimos llevarnos los tres puntos, pero no se perdió. Se jugó más de 70 minutos con un hombre menos”, dijo el arquero que reemplazó muy bien al lesionado Esteban Andrada.

“Estaba muy parejo, contralado, se complicó, pero en el segundo tiempo nos ordenamos, creamos, pero no se nos dio”, analizó Díaz.

Lisandro López coincidió en el análisis. “Tengo que marcar el esfuerzo que hicimos, con la expulsión se nos complicó. En la mitad de la cancha tenemos potencial, pero nos costó hasta el segundo tiempo. Teníamos preparado hacer otra cosa, la expulsión nos obligó a cambiar”, manifestó el defensor central.

Ni a Díaz ni a López les hizo gracia que el empate haya beneficiado a River. “Nosotros pensamos en Boca, tenemos que ganar todo. No se pudo, pero vamos a empezar a hacernos fuerte en nuestra cancha”, dijo el arquero. “Es fecha a fecha, somos Boca. Confirmo que vamos a dejar todo y que esta gente siga ilusionada”, aseguró el central.

Terminó mejor Boca

Boca tuvo un buen arranque, pero la rápida expulsión de Carlos Izquierdoz marcó un quiebre en el trámite del clásico.

Izquierdoz vio la primera amarilla a los 17 minutos, por una fuerte infracción sobre Pablo Pérez, mientras que a los 21 el árbitro Fernando Echenique le mostró la segunda, por una falta sobre Silvio Romero, que todo Boca protestó.

A partir de esa acción, el Rojo pasó a dominar el encuentro y contó con varias situaciones de riesgo, pero Marcos Díaz, de gran actuación, y el palo, le negaron el gol.

Ya en el complemento, el elenco de Avellaneda perdió fuerzas y Boca pudo emparejar, aunque con más empuje que juego asociado.

En esa etapa final, a los 30 minutos, fue expulsado Pablo Pérez en la visita por un planchazo sobre Jorman Campuzano. El mediocampista fue silbado por los hinchas de Boca y muy insultado cuando se iba a las duchas.

Terminó mejor Boca, pero no le sobró nada y con este resultado, aunque alcanzó la línea de Argentinos Juniors, con 30 puntos, ambos quedaron a tres de River, que es el máximo favorito en la recta final. Independiente continúa lejos, con 22.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + diez =