Cayó un 23% el consumo de naftas premium

Los reiterados aumentos y la recesión económica tuvieron un fuerte impacto en la demanda de combustibles en general. En promedio, el despacho descendió a nivel interanual entre un 4,5 y un 5%. La caída estuvo principalmente liderada por una baja en el consumo de los combustibles de mayor calidad que alcanzó el 23%, si se lo compara con el 2018.

Desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA), informaron que la demanda general solo cayó un 5% porque las de menor calidad amortiguaron la caída de las de primer nivel.

“El porcentaje interanual de los productos premium alcanzó el 23% a la baja en promedio, pero hubo meses que la caída fue superior”, aseguró el Gerente General de la Cecha, Guillermo Lego, en diálogo con ENERGÍA ON.

Las naftas de menor calidad registraron un incremento en las ventas del 3% interanual, si bien es porcentaje 20 puntos menor a la caída de las naftas premium, en materia de volúmenes es casi similar. Esto se debe a que la súper es que la que lidera el mercado.

El incremento en las conversiones de vehículos a Gas Natural Comprimido (GNC) también fue una de las consecuencias del escenario macro. “Muchos de los que deciden el cambio de un combustible al otro, mientras analizan los costos de la instalación de un equipo de GNC, comienzan a usar nafta súper, y el camino de precios es significativo”, expresó Lego.

Las proyecciones para el próximo año con respecto al precio de los combustibles son escasas. El propio ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, evitó responder sobre el futuro de los precios en la conferencia de prensa del ayer cuando anunció la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva.

Recién ayer comenzaron las primeras reuniones entre las autoridades nacionales y las empresas del sector.

Ante el hermetismo oficial sobre este tema, desde la Cecha solo manejan hipótesis. Mientras tanto, desde las compañías petroleras integradas aseguran que aún hay un porcentaje de atraso en los precios.

Entre las alternativas que manejan está la de un mercado más regulado para las actualizaciones de precios, y no el -casi- liberal que aplicó la administración de Mauricio Macri.

En este escenario, el precio del Brent será muy importante, cuando asumió el equipo de Alberto Fernández el valor del barril estaba en los 61 dólares mientras que esta semana superó la marca de los 65 dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *