Cerraron un hogar de menores por un operador que dio positivo de COVID-19

Cerraron un hogar de menores en Neuquén porque un operador dio positivo de COVID-19, tras mantener contacto estrecho con uno de los policías de Balsas Las Perlas contagiado. Por ese motivo, el SIEN, con apoyo de personal de la Comisaría segunda, hicieron 19 hisopados al personal del hogar, entre ellos a cinco adolescentes que fueron trasladados al hospital Bouquet Roldán desde donde se escaparon y ahora los están buscando por toda la ciudad porque de ser positivos estarían esparciendo el virus.

El contagio del jefe de la subcomisaría de Balsa Las Perlas parece tener un efecto expansivo incalculable. Por estas horas ya tuvo un coletazo en la sede del Correo Argentino, donde también por un contacto estrecho con un empleado hoy miércoles no abrirá sus puertas.

Ayer a la tarde, también por un contacto estrecho con el policía de Las Perlas, un operador del hogar Conviviendo, ubicado en calle Intendente Mango 131, dio positivo de COVID-19 por lo que las autoridades sanitarias neuquinas enviaron al SIEN para hacer el relevamiento de todas las personas que allí están alojadas o desempeñan distintas tareas.

A las 16:30 del martes, dos ambulancias del SIEN acudieron al lugar, con el apoyo de personal de la Comisaría Segunda, y se perímetro el hogar donde se practicaron 19 hisopado a personas, entre ellas 14 trabajadores y cinco adolescentes de entre 13 y 17 años.

“Como todos los operadores habían estado en contacto estrecho con el caso positivo, se le dio directivas de aislarse durante 14 días más allá del resultado que arroje el hisopado”, reveló una fuente.

En cuanto a los chicos, al no haber adultos que pudieran alojarlos, las autoridades del SIEN solicitaron la internación inmediata para que no quedaran en la calle. Ante la falta de una respuesta de la autoridades respectivas, se decidió trasladarlos al hospital Bouquet Roldán.

“A uno de los chicos lo fue a retirar la madre, pero los otros cuatros se escaparon y todavía están siendo buscados. Si llegan arrojar los hisopados que estos chicos son positivos, podríamos estar hablando de un propagación de dimensiones impensadas”, reveló la fuente.

En el lugar, el SIEN y la Policía mantuvieron comunicación telefónica con las autoridades a cargos de los hogares, pero nadie se hizo presente. Por lo que se procedió a desalojar el lugar y perimetrarlo para que nadie ingrese.

Es de suponer, por protocolo que el edificio completo deberá ser desinfectado a la brevedad para controlar el riesgo de propagación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − doce =