Cinco grandes empresas concentran la obra pública de capital

Cinco empresas constructoras concentran gran parte de la obra pública en la ciudad. Se trata de CN Sapag, Roque Mocciola, RJ Ingeniería, Perfil y Basaa. Entre todas, en los últimos tres años, manejaron una torta de 3700 millones de pesos, financiada en gran medida con fondos del Municipio y Nación.

Entre los cinco gigantes, el peso pesado es CN Sapag. Sola o en unión transitoria con otras empresas, tiene a cargo un tercio de las principales inversiones en obra pública de la ciudad. Desde 2017, ganó seis proyectos municipales y tres de Nación por 1300 millones de pesos.

De las obras de CN Sapag, la más costosa fue el Metrobús. Ejecutó las tres etapas del corredor entre 2018 y 2019 por más de 330 millones. También ganó el nodo vial de Leloir y Ruta 7 en asociación con Basaa, otro de los colosos, y Servipet. Fueron diez meses intensos, por los que facturaron 316 millones.

Además, CN Sapag se quedó con el Paseo Costero de Linares a Tronador, en unión transitoria con RJ Ingeniería, por 274 millones. Y como si fuera poco, obtuvo contratos por 150 millones para pavimentar el corredor O´ Connor-Crouzeilles, casi 70 millones para repavimentar la Multitrocha y 3 millones para los rulos de la Autovía Norte junto a Luciano SA.

En 2018, CN Sapag se quedó con el asfalto de troncales en Gran Neuquén Sur por 48 millones y equipamiento urbano para Villa Ceferino por 118 millones. También, en sociedad con Omega, le adjudicaron infraestructura para Valentina Sur por 40 millones.

El segundo en el podio es Roque Mocciola, pese a que se quedó con una sola megaobra en los últimos tres años. Esta constructora ganó las cuatro etapas para construir el Municipio del Oeste, desde 2017 hasta fines de 2019. Fueron dos edificios más sus complementos, por los que facturó en total 860 millones.

El tercer gigante es RJ ingeniería con siete contratos por 600 millones. Además de ser socia de CN Sapag en el Paseo Costero, ganó la licitación de 123 millones de pesos por el pluvial de calle San Martín y el proyecto por 90 millones del saneamiento del arroyo Durán.

También logró adjudicaciones municipales por 30 millones para el pluvial de Belgrano, 16 millones para remodelar el balneario Municipal y otros 16 millones del asfalto de calle Cosentino, en el Parque del Este.

El quinto coloso es Perfil, con cinco contratos por más de 500 millones.

El más jugoso fue en noviembre de 2019 junto con Basaa, otro gigante de la obra pública. Contrataron a ambas firmas por 243 millones para pavimentar Beltrán, Lanín, Solalique y Bejarano, cuatro arterias vinculadas al anillo vial.

Perfil obtuvo también la Avenida de los Ríos por 198 millones, aunque la obra se paró hace un año por amparos judiciales. Además, se quedó con el fresado de la Multitrocha en sociedad con Omega por 50 millones, el pavimento para Villa Ceferino por 32 millones y los azudes en Rincón de Emilio por 14 millones.

Muy cerca en el podio sigue Basaa, que ganó siete contratos por casi 500 millones. Además del anillo vial con Perfil, se quedó con el Paseo Costero de Los Cipreses a Gatica en asociación con Hormiquén por 180 millones. A eso se suman contratos menores de 16 millones por los carriles preferenciales del Metrobús, 14 millones de la obra pluvial de Futaleufú, 16 millones del canal Saavedra, otros 16 millones del desagüe de San Martín y 10 millones de un escurrimiento en calle Puelman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *