Con patente en mano, Sabina ya puede salir a trabajar con su camión rosa

Luego de diez meses de espera y reclamos en una concesionaria de Allen, Sabina Agón ya tiene su camión color rosa patentado y estacionado frente a su casa. Si bien la empresa le entregó uno de menor valor y sucio, está feliz de tenerlo con ella y comenzar a trabajar.

La camionera de 23 años pudo retirar el rodado el sábado 25 de enero, pero sin las chapas, razón por la cual tuvo que dejarlo guardado en un galpón en la localidad rionegrina.

Sin embargo, este miércoles Sabina contó que pudo retirar las patentes y llevarlo a su casa en Neuquén capital. «La concesionaria no se comunicó conmigo en ningún momento y me lo entregaron en condiciones terribles. Con telarañas, polvo y sin el auxilio. Las llaves me las dieron enganchadas con un alambre y para colmo ya tenía más 3 mil kilómetros hechos», comentó, molesta.

A su vez, remarcó que aún no pudo dialogar con los representantes de la concesionaria y que, por el momento, no llegaron a un arreglo por la devolución de los 30 mil dólares que quedaron a su favor. Es que la joven había comprado un camión de 150 mil dólares y le entregaron uno de 120 mil dólares.

No obstante, y a pesar de los malos momentos que le tocó vivir a la neuquina, por fin tiene en su poder el llamativo camión Volvo color rosa -aunque originalmente había pedido uno fucsia- y arrancar con el transporte de frutas hacia el puerto, ya que esta semana inició la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + diez =