Dueños de restaurantes estafaron en $9 millones

Hernán Lusoro y su pareja pensaron que nadie se daría cuenta de sus maniobras defraudatorias. Ambos eran dueños de un restaurante de San Martín de los Andes y estafaron a 20 proveedores a través de la entrega de cheques sin fondos. La estafa total podría ascender a 9 millones de pesos. El matrimonio fue acusado de defraudación y libramiento de cheques sin provisión de fondos y el hombre se encuentra detenido con prisión preventiva, mientras que a la mujer le impusieron comparendos en esa localidad cordillerana.

El ardid delictivo de la pareja comenzó en agosto de 2018 y se extendió hasta mediados de abril de 2019, cuando el hombre culminó su temporada comercial liberando pagos a todos sus acreedores.

Luego, el día posterior a las Pascuas del 2019, «decidió volar de la ciudad de San Martín de los Andes, ocasionándoles un perjuicio económico que hasta el momento estimamos que es de 1 millón de pesos y que potencialmente, con el informe de la empresa online y las investigaciones realizadas, podría llegar a los 9 millones de pesos».

Así lo detalló el asistente letrado de la fiscalía Ignacio Oyuela Noble en una audiencia realizada el viernes pasado, donde dio a conocer uno a uno los doce hechos por los que fueron acusados.

«Aparentando solvencia» libraron cheques a distintos proveedores, a quienes les compraron mercadería (seis víctimas), artículos de limpieza (una víctima), un vehículo (una víctima), leña y carbón (dos víctimas), la instalación de la alarma y el monitoreo (una víctima), y el servicio de contaduría (una víctima).

En muchos de los casos, los comerciantes lograban que los proveedores les entregaran la mercadería o servicio «abusándose de la confianza prexistente de larga data» o por poseer una «amistad prexistente» con ellos. Fue así que lograron sortear casi ocho meses a cargo de dos restaurantes en una de las localidades más turísticas de la cordillera neuquina.

Desde la fiscalía indicaron que a medida que iban apareciendo las denuncias se fueron unificando en un mismo legajo, y que se solicitó al juez que se declarara la causa compleja por la cantidad de víctimas, cifra que incluso podría incrementarse.

Una vez que la fiscalía solicitó la orden y captura, finalmente en diciembre el hombre fue encontrado en la localidad bonaerense de Temperley y detenido. A los días fue traído a San Martín, donde quedó detenido con prisión preventiva por riesgo de fuga.

Ahora, el asistente de la fiscalía solicitó que la medida se prorrogue hasta el 3 de marzo y, por el mismo plazo, pidió comparendos semanales para la mujer, además de la prohibición de salir del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *