El autor de la masacre de Senillosa puede salir de la cárcel

Después de varias idas y vueltas, Mario Oscar Safita, el femicida condenado a prisión perpetua por asesinar a su ex pareja, Ruth Azucena Pereyra, y a su hijo de 9 años, además de herir gravemente a su otro hijo de 3 años, no saldrá de la cárcel para estudiar. Sin embargo, ahora, la Justicia le permitirá salir 8 horas cada dos meses.

En una audiencia realizada la semana pasada, la jueza de Ejecución Raquel Gass concedió los permisos al hombre conocido como el autor de la masacre de Senillosa. En la misma, se pidió expresamente no difundir el lugar ni quien será el tutor para evitar complicaciones en el proceso de reinserción en la sociedad del condenado.

La solicitud, avalada por la magistrada, la realizó la defensa oficial, ya que el año pasado no se pudieron concretar las salidas educativas debido a un escrache por un grupo de personas que se hizo en el establecimiento donde Safita cursaría, luego de que se conociera por otros medios de comunicación cuál sería ese lugar.

Una vez aclarado ello, se explicó que desde marzo de 2017 el condenado cumplió el plazo temporal para acceder al beneficio de las salidas transitorias y que hace más de un año realiza tratamiento psicológico, del cual se desprenden informes favorables.

Finalmente, la jueza estableció que, para salir, un tutor lo debe buscar en la U12, donde cumple la condena por el doble crimen e intento de asesinato que cometió en 2003, y luego, lo debe acompañar de regreso a la cárcel. Además, se indicó que las mismas serán durante el turno diurno por el lapso de 8 horas en forma bimestral y que habrá rondines policiales en el domicilio donde cumpla la salida.

La masacre de Senillosa ocurrió la medianoche del 22 de noviembre de 2003 en una casa del barrio Fonavi, donde vivían Ruth y los hijos de ambos. Hasta allí arribó Safita, quien apuñaló con un cuchillo a los tres y le causó la muerte a su ex y al niño de 9 años. Luego intentó suicidarse al asestarse un puntazo en el abdomen.

El único sobreviviente, un niño de 3 años que sufrió 14 puñaladas, fue dado de alta el 18 de diciembre y quedó al cuidado de un familiar.

Safita ya redujo en 20 meses su condena, lapso máximo previsto por la norma, a raíz de los diversos cursos y talleres que realizó en los años que lleva detenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 19 =