El Hospital Castro Rendón cumple 107 años

La institución, referente para otros hospitales, cuenta con una amplia trayectoria y experiencia en la Salud Pública provincial. Fundada en 1913, su aniversario fue celebrado todos los 28 de julio hasta el 2016, año en el que se evidenció que la verdadera fecha era en realidad un mes antes de lo creído hasta el momento. El descubrimiento surgió a partir de la presentación de los dos libros sobre los 100 años de historia del hospital, tras el hallazgo de algunos escritos del doctor Eduardo Castro Rendón y sus compañeros.

En la actualidad, el Hospital Castro Rendón cuenta con más de 2.000 empleados y empleadas, cada uno de los cuales aporta lo mejor para brindar una atención sanitaria de calidad. Además, cabe destacar que se trata de un hospital escuela, el cual coopera en la formación del recurso humano especializado y aporta profesionales que luego se desempeñarán en todo el sistema de salud neuquino.

La ministra de Salud, Andrea Peve, resaltó que el hospital es un emblema de la provincia y que en esta pandemia por Covid-19 que atravesamos se evidenció el talento humano de su equipo y su capacidad de readecuarse para dar respuesta a las necesidades de los neuquinos y las neuquinas.

Por su parte, Adrián Lammel, director del hospital desde hace 13 años, destacó: “Este aniversario es particular, como sabemos nos encontramos con una situación especial donde estamos abocados a trabajar como lo hacemos siempre, en equipo, para luchar contra la pandemia, y no podemos dejar de atender las otras situaciones de salud”.

Todos los equipos de salud de la provincia vienen cumpliendo un rol fundamental frente a la pandemia. En el caso del Castro Rendón, se refuncionalizaron cada uno de los sectores de la institución para hacer frente a las nuevas condiciones de atención, se realizaron varias simulaciones, capacitaciones virtuales, se adaptaron y elaboraron nuevos protocolos de atención, y entrenamiento en el uso correcto de las medidas de seguridad necesarias.

El trabajo en salud está directamente orientado a las necesidades de los y las pacientes. Se trata de un trabajo que tiene en cuenta las particularidades de los usuarios de los servicios de salud, tanto en sus aspectos biológicos, como sociales y emocionales.

“Para poder garantizar estos aspectos, nuestros equipos de salud ponen en juego diferentes conocimientos y habilidades, y realizan un trabajo articulado entre los distintos grupos”, expresó Lammel y explicó: “Desde que el paciente ingresa a nuestro hospital, diferentes integrantes del equipo de salud participan del proceso de atención y cuidado, siempre buscando que la calidad de asistencia sea de excelencia. Esta accesibilidad de atención del paciente no la podría realizar solo una persona o grupo laboral, es siempre un trabajo en equipo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *