El locro, una chance para los comercios en la crisis

La continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio modificó muchos hábitos para las familias neuquinas, que cambiaron los viajes a la oficina por el teletrabajo y las salidas a trotar por las clases virtuales de gimnasia. Sin embargo, hay otras costumbres que se mantienen en pie incluso en un contexto de pandemia, como el tradicional locro del 1° de Mayo. Con ciertos recaudos, los locales neuquinos lo siguen ofreciendo y ya tienen un buen número de pedidos para la celebración.

El primer día de mayo marca el comienzo del consumo de esta comida típica, que suele ofrecerse más tarde en fechas patrias como el 25 de Mayo o el 9 de Julio. En la ciudad, rotiserías, restaurantes y algunos particulares ofrecen la receta en porciones de un kilo que se pueden retirar desde el negocio o recibir a domicilio, pero siempre con cuidado de respetar las normas del aislamiento.

El restó Mónaco ofreció un número limitado de porciones para esta edición. En total, recibieron unos 45 pedidos que vendieron a 400 pesos el kilo y Franco Acuña, dueño del local, se encargará de hacer las entregas a domicilio para evitar que los clientes salgan de sus hogares. Según comentó, la venta de este día les permite paliar una situación difícil para el emprendimiento. “La venta bajó un 60%”, sostuvo el comerciante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *