El precio de la ropa, el que más subió en 2019: 80 por ciento

La venta de indumentaria fue el rubro que presentó la mayor inflación el año pasado en Neuquén, con un alza del 79,76%. En el sector se estima que la tendencia obedeció al impacto de la devaluación sobre los artículos importados que venden los comercios desplegados en grandes superficies. Las ventas están en picada.

El récord inflacionario en la indumentaria se dio a pesar de que los comercios del sector fueron golpeados por una crisis trepidante. Las ventas se contrajeron entre el 15% y el 25% en el año, dependiendo de la clase de local.

En ese contexto se desarrolló la medición que en la venta de ropa identificó la mayor escalada de precios promedio del 2019. La indumentaria presentó el mayor aumento anual de los nueve grupos medidos por la Dirección de Estadísticas y Censos de Neuquén.

Los comerciantes del centro de la capital no se consideran responsables de la escalada de precios del 2019. Ellos no aumentaron tanto los precios, advirtieron.

El ala de comercialización de indumentaria de la Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén (Acipan) informó a este diario que los aumentos anuales en sus locales rondó el 50% en el año. Son casi 30 puntos por debajo de la inflación para el sector que midió el organismo provincial de Estadísticas. Incluso, el porcentaje estimado por la representación empresaria de la ciudad es 11 puntos más corto que el IPC general medido en Neuquén y Plottier.

El índice general de precios del conglomerado creció 51,85% en 2018 y 61,13% en 2019. En el grupo indumentaria, el salto fue mucho más largo. Escaló hasta el 80% desde el 39,15% del 2018. Con ese desempeño, la indumentaria aportó 7,91 puntos porcentuales del total del IPC general de 2019.

Es el segundo con mayor incidencia sobre el IPC de los nueve grupos clasificados para la investigación. Le sigue al de los alimentos, que aportó 32,89 puntos.

La inflación en la ropa explotó el mes más caliente también para el IPC neuquino: en septiembre, la ropa se encareció 12,94%. Un mes antes, la indumentaria había aumentado sus precios 8,65%, en promedio; y en noviembre el incremento había sido del 10,08%, el segundo más alto del año.

Los meses de estallido en los precios promedio de la indumentaria coinciden con los efectos de la devaluación sobre los costos para los clientes de artículos importados.

«Una remera que en los supermercado se vendía a $99 o $129, pasó a costar entre $300 y $400», graficó el comerciante Carlos Alguero, integrante como vocal de la comisión directiva de Acipan, en una entrevista con este diario (ver aparte).

Los precios de la indumentaria nacional presentaron alzas por debajo del IPC general.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =