El tarifazo más fuerte de 2019 fue en el transporte

De todos los aumentos de precios que soportaron los neuquinos este año, los más dolorosos fueron en el transporte público. En 2019, los tarifazos en el colectivo y los taxis duplicaron a otros servicios. La bajada de bandera se encareció un 70 por ciento, diez puntos por encima de la inflación. Con el boleto urbano, el Municipio aplicó subsidios millonarios para suavizar la suba, pero aun así llegó al 60 por ciento.

En Neuquén, en años electorales, los servicios públicos suelen tener aumentos más modestos que en las épocas sin comicios. Por eso, los fuertes tarifazos en el transporte público durante 2019 contrastaron con las subas de otras prestaciones básicas como la luz, el gas, el agua o incluso el estacionamiento, que oscilaron entre 30 y 40 por ciento.

Los taxis fueron el servicio que más se encareció en 2019, con un salto acumulado del 70 por ciento. Eso fue posible porque la tarifa está atada a lo que cuesta un litro de diésel premium y trepó al ritmo de los combustibles. A eso se sumó que, a principios de año, se aplicó un remanente de una suba pendiente de 2018. La bajada de bandera costaba 32 pesos en enero, pasó a 39,6 en febrero, saltó a 47,8 en julio y llegó a 54,4 pesos en diciembre.

Los colectivos también tienen una actualización automática. Si suben los costos más de un 10 por ciento, el boleto se incrementa. En enero, la tarifa estaba en 21,5 pesos, en mayo se fue a 26,17 y este mes saltó a 34,5. El Municipio asigna subsidios millonarios para abaratar el pasaje, que igual acumuló un aumento del 60 por ciento en el año, a la par que la inflación.

El tercer servicio que más subió en 2019 fue el agua, que depende del EPAS. En febrero, se aplicó un incremento promedio del 46 por ciento para el consumo domiciliario. El valor del metro cúbico quedó en 8,92 pesos más IVA, con una tarifa técnica sin subsidios de 13,23.

Luz y gas

CALF, en tanto, acumuló una suba anual del 39 por ciento, que entró en vigencia recién a partir de agosto. Durante el primer semestre, la cooperativa intentó frenar el traslado de los incrementos mayoristas de la luz a los usuarios, pero el tarifazo llegó igual sobre el final del invierno. Fue un golpe fuerte para los vecinos, aunque quedó por debajo de la inflación.

El estacionamiento medido tuvo un incremento acumulado del 32% en 2019, la mitad de lo que subió el transporte público. La tarifa para la primera hora estaba en 19,4 pesos en enero, trepó a 22,5 en julio y saltó a 25,72 pesos en diciembre.

El servicio que menos se encareció este año fue el gas, que presta Camuzzi. Como depende de Nación para aplicar los aumentos, hubo una sola actualización en abril, con una suba promedio del 30 por ciento para los usuarios residenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *