Estados Unidos: Donald Trump irá a juicio político por abuso de poder y obstruir al Congreso

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó anoche por 230 votos a 197 avanzar contra el presidente Donald Trump por abuso de poder y obstruir una investigación del Congreso, en una histórica sesión en la que se cristalizó la división de la clase política y del país.

Será el tercer presidente en ser acusado ante el Congreso, donde han sido juzgados dos presidentes: Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, ambos absueltos. El republicano Richard Nixon, involucrado en el escándalo Watergate, prefirió renunciar en 1974 antes de sufrir el escarnio.

La Cámara baja, controlada por la oposición demócrata, decidió aprobar los cargos de “abuso de poder” y “obstrucción al trabajo del Congreso” contra el mandatario. La votación cayó aproximadamente a lo largo de las líneas del partido con 229 demócratas votando por el cargo y 195 republicanos en contra. Un republicano y un independiente también votaron a favor y dos demócratas rechazaron el juicio.

Sin embargo, es poco probable que Trum sea destituido. En el Senado, que probablemente abrirá el proceso en enero, se espera que Trump sea absuelto, pues se necesitan al menos 67 votos para destituirlo y los republicanos ostentan 53 de los 100 escaños.

El magnate republicano está acusado de intentar presionar a Ucrania para que investigara a uno de sus principales rivales de cara a las presidenciales de 2020, el exvicepresidente Joe Biden.

Trump insistió en Twitter en que no hizo “nada malo”, al día siguiente de dirigirle una amarga carta a la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, diciéndole que “la historia la juzgará duramente” por el proceso. Más tarde, siguió con otra tanda de tuits, afirmando que este es “un ataque contra Estados Unidos y contra el Partido Republicano”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *