Estafador condenado reincidió: se aprovechó de un vecino que buscaba trabajo

Como lo hizo en el pasado, un estafador neuquino volvió a sus andanzas. En esta oportunidad, un vecino del barrio La Sirena confió en la promesa de trabajo que le ofreció el hombre y con su esposa le entregaron $24 mil para poder desempeñarse como transportista. El supuesto empleador desapareció y el matrimonio radicó la denuncia en la Policía, que ya investiga el hecho.

«Lo conocimos a través del mercado de mi mamá. Ahí nos comentó que le iba a dar trabajo a mi esposo como transportista, ya que afirmó tener una empresa de transporte para petroleras», explicó una mujer sobre la estafa, que se concretó el 27 de diciembre.

La víctima narró que el hombre se presentaba como todo un empresario, que vestía ropa de petrolero y que siempre andaba en camionetas y autos último modelo.

«Mi marido está desempleado desde hace seis meses y pensamos que sería una buena oportunidad laboral, por lo que accedió a la propuesta de este hombre», contó enojada la mujer. Es que desde que le entregaron el dinero al supuesto empresario, comenzaron las excusas para que su esposo trabaje.

Además, explicó que el hombre les solicitó esa suma para gestionar el turno y obtener el carnet de conducir para ser transportista. Para ello, el matrimonio vendió algunos muebles y electrodomésticos.

«Después fue hasta el comercio de mi mamá y le comentó que había tenido que pagar $3500 de la cuota del seguro de vida para mi marido, por lo que mi mamá le entregó 2 mil pesos por compasión», relató la mujer. Ellos ya le habían realizado una transferencia por $18 mil y luego dado otros $4 mil en efectivo al falso empresario.

«Le dijo que lo pasaba a buscar el jueves (2 de enero) para ir a trabajar. Luego, el viernes, el sábado y así. Cuando el lunes ya no vino, al día siguiente nos fuimos a la comisaría a hacer la denuncia», sostuvo, y agregó que el miércoles se acercó al Departamento de Delitos Económicos de la Policía.

«El hombre nos había dicho que era Sergio Contreras, pero en Delitos nos enteramos de que era Sergio Lavagno y que tenía causas por estafa», relató.

Luego, al investigar el nombre, supo que se trata de un estafador con antecedentes e incluso que cumple una condena en suspenso por otras causas.

«En el barrio estafó a más vecinos. Estamos esperando que aparezca para increparlo, tiene tantas causas y lo dejan suelto. Hasta la dueña del alquiler lo busca porque no le pagó», resaltó indignada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *