Evo Morales anunció que el MAS definirá su fórmula presidencial el 19 de enero en una reunión en Buenos Aires

“El candidato aún no está aprobado pero estamos primeros en todas las encuestas sin tener candidato”, se jactó el ex mandatario boliviano Evo Morales durante la conferencia de prensa en el hotel Bauen de Buenos Aires. Las declaraciones llegaron varias horas después de lo previsto, luego de que las deliberaciones con los dirigentes del MAS-IPSP que llegaron a la Argentina para el encuentro se alargaran. Finalmente, informó que la fórmula presidencial se conocerá el 19 de enero, en un acto también en la capital argentina.

La fecha y el lugar son los datos nuevos. Se sabía que hoy no se conocerían los nombres pero se especulaba con que los anuncios se harían en un acto masivo en la frontera con Bolivia. “Me recomendaron que no lo hiciéramos allí”, dijo sin especificar quién le aconsejó que desistiera.

Morales, además dijo que tiene intenciones de votar en Cochabamba, Bolivia, en las nuevas elecciones, lo que significa que planea volver a su país en los próximos meses.

El ex mandatario boliviano aseguró que estos no son tiempos de reestructuración ni reorganización partidarias, sino “de fortalecimiento”. Y aseguró que el MAS «está unido”. Con esta declaración intentó despejar dudas sobre la crisis interna que varios sectores de su partido hicieron pública en las últimas horas. De hecho, el acto de hoy pretendía ser multitudinario, pero la asistencia no fue tan masiva como Morales esperaba ya que sectores sociales de El Alto, el bastión de la agrupación, y organizaciones campesinas de La Paz y Chuquisaca resolvieron no viajar a la Argentina.

La presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, Eva Copa, representante de El Alto, declinó la invitación porque así lo decidieron sus bases. “Yo vengo de El Alto y El Alto ha definido no asistir porque van a definir sus candidaturas desde sus bases, desde sus organizaciones, analizando perfiles y llegando a consensos”, dijo en diálogo con el periódico boliviano Página Siete. Copa fue blanco de insultos por parte de dirigentes sociales bolivianos basados en Buenos Aires que hoy acudieron al lugar.

Los campesinos de Chuquisaca también desistieron. El ex dirigente de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca, Román Barrón, expresó: “Las cosas se arreglan en Bolivia y entre nosotros, no desde otro país”. Además, tampoco viajaron de la Federación de Maestros Rurales, los legisladores del “ala oprimida” del MAS, conformada por las diputadas Concepción Ortiz, de los Yungas de La Paz; y Clery Vargas, representante de El Alto.

Para Morales, las divisiones dentro del MAS son una tergiversación mediática, porque sólo invitaron a los líderes de los nuebes departamentos de Bolivia. Detalló que asistieron siete y faltaron dos, uno de los cuales se esperaba que llegara a la Argentina por la noche.

Finalmente, informó que el 22 de enero presentará ante la comunidad boliviana en Buenos Aires un informe de sus 14 años de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =