Hay dos nenes internados por el «mal de la carne cruda»: piden extremar medidas a la hora de cocinar o lavar alimentos

Dos nenes de corta edad permanecen internados desde hace varios días en el hospital Castro Rendón con síndrome urémico hemolítico (SUH), más conocido por el «mal de la carne cruda», según lo confirmó la nefróloga Flavia Ramírez. Los pequeños, de dos años, son oriundos de de Junín de los Andes y de Zapala.

“Uno lleva una semana y el otro, cuatro días en el hospital. Están en tratamiento y con evolución, pero no hay una fecha de alta. Uno de los nenes está siendo dializado”, indicó la profesional en diálogo.

Ramírez explicó que el síndrome es una bacteria, que se llama Escherichia coli, que está en carnes o en bebidas contaminados. La bacteria que llega al intestino del paciente y produce un tóxico que ingresa a la sangre, y de ahí puede afectar cualquier órgano. “Está presente en la sangre y en el riñón. Es una enfermedad gravísima, en algunos chicos pasa inadvertida, la gran mayoría se tiene que dializar y otros quedan con secuelas para siempre”, destacó la facultativa.

“Desde diciembre hasta ahora, en la provincia, se han internado varios chicos. Esto se da en todo el país y se está registrando un aumento de los casos. No sabemos por qué, en este momento, pero nos llama mucho la atención”, señaló.

Ramírez destacó que los síntomas a tomar en cuenta, por parte de los pares, es que los chicos empiezan a tener diarrea con sangre, dolores abdominales y vómitos. Por eso es fundamental que ni bien observen manchas o hilos de sangre consulten dentro de las 24 horas siguientes para que se les pueda hacer un estudio de la materia fecal y determinar si tiene SUH. En esos casos, la nefróloga aseguró que de dos a cinco nenes controlados de cada 10 suelen dar positivo.

“Se ponen bruscamente pálido, se deshidratan por la diarrea, suelen tener puntos o moretones en la piel. Otros tienen a dormirse o portarse con mucha irritabilidad. E incluso algunos, después de la diarrea, pueden empezar con convulsiones y la mitad empieza a dejar de orinar”, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *