La Ley Lautaro busca visibilizar los motivos de las acciones violentas

La ministra de Niñez, Adolescencia y Juventud, Sofía Sanucci Giménez, dijo que proyecto de la Ley Lautaro, surgió “de una construcción, ya que hay ciertas acciones dentro de la sociedad que nos están preocupando y que debemos replantearnos el porqué de esa situación”.

La iniciativa es uno de los 18 proyectos de ley presentados a la Legislatura el domingo por el gobernador Omar Gutiérrez durante la inauguración de un nuevo periodo de sesiones ordinarias.

“Hay una situación de violencia fuerte en la sociedad y tenemos que ver el porqué de esa violencia, esa violencia estructural que está arraigada en la sociedad, esa violencia como mecanismo de solución de conflicto”, dijo la ministra y recordó que “nos juntamos con la mamá de Lautaro  para saber qué creía en base a lo sucedido con su hijo y cómo era ese transitar”.

Lautaro Bettini Speranza fue brutalmente golpeado tras una fiesta de Año Nuevo el 1 de enero de 2018.

Sanucci Giménez señaló que “con la incorporación del Gabinete Joven empezamos a cuestionar qué nos estaba pasando como sociedad. Tuvimos un encuentro de 38 áreas municipales de juventud de toda la provincia donde se habló de visibilizar esto que nos está afectando y nos causa un daño como sociedad, y ahí surge el proyecto de ley”.

Explicó que el objetivo “es capacitar, sensibilizar y sobre todo visibilizar; cuando uno pone en palabras y en discusión el porqué de la violencia se genera una reflexión para con uno mismo y luego esa reflexión se transforma en colectiva”.

La ministra consideró que “la violencia es una conducta, las personas somos o no somos violentas y el origen de esa conducta es una desigualdad de poder, una desigualdad entre pares, es un problema estructural. Lo que más alarma es que se haya naturalizado la violencia como un método de resolución de conflicto, como una muestra de hombría para con la otra persona”.

Ley Lautaro

El proyecto adopta el nombre de Lautaro Bettini Speranza, quien el 1 de enero del 2018 fue víctima de un hecho de violencia hegemónica de amplia trascendencia social, similar al reciente ataque y asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. El de Lautaro no es el único caso en Neuquén de prácticas de violencia hegemónica machista: Javier Galar fue asesinado a golpes en el centro de Neuquén capital en 2006 y Ariel Guzmán en 1998 en el balneario Río Grande.

Este proyecto de ley propone el abordaje integral de las masculinidades y de la violencia de varones contra varones. Fue elaborado en el marco del Gabinete Joven. Se fomentará la formación y la prevención en aspectos tales como violencia estructural, respecto por la diversidad, deconstrucción de formas de relacionarse y la comprensión mutua. Establece que la capacitación será obligatoria en la temática de nuevas masculinidades para aquellos varones que detenten cargos de conducción política dentro del poder ejecutivo provincial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *