Las opciones que evalúa Alberto Fernández para la cuarentena después del 10 de mayo

El presidente Alberto Fernández dijo el pasado sábado que el aislamiento social, preventivo y obligatorio se extenderá hasta el próximo 10 de mayo y que restan dos etapa más de confinamiento que dependerán de la velocidad en duplicación de casos de coronavirus, un dato clave en el control de la pandemia.

Luego de plantear la posibilidad de relajar un poco la cuarentena, con la autorización de salidas recreativas (algo que no fue aceptado en la mayoría de los distritos) el mandatario evalúa la posibilidad de relajar las medidas por el Covid-19, siempre que la oposición se muestre a favor.

Alberto Fernández analiza el avance de la pandemia para determinar como comenzar a flexibilizar el aislamiento, sin intenciones de causar falsas expectativas el mandatario deslizó la posibilidad de pasar de obligatorio a optativo el confinamiento, según publicó Infobae.

Si la duplicación de casos es en cámara lenta, el comité avala esa decisión política y la oposición acompaña esta decisión, es la opción que planteará ante los gobernadores el presidente en la próxima semana para anunciar antes de que finalice esta etapa el 10 de mayo.

La versión optativa de la cuarentena apelará a “la conciencia social” para permitir que se pueda salir a la calle, hacer deportes al aire libre o sentarse en el banco de una plaza. Si a los catorce días -25 de mayo- la curva de contagios al final creció en términos geométricos, los gobernadores deben compremeterse a respaldar a Fernández en una marcha atrás que endurezca los términos del confiamiento.

Las únicas incógnitas son los grupos de riesgo, las actividades comerciales con fuerte contacto social -espectáculos, restaurantes y bares- y el transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − diez =