Le inhibieron la alarma y le robaron $1,5 millones

Los ladrones que operan con la modalidad de inhibidores de alarma están al acecho y ahora la víctima fue un viajante de Santa Fe al que le robaron 1,5 millones de pesos en joyas de oro y plata que tenía en el interior del auto.

El hecho ocurrió en pleno centro neuquino, en calle Buenos Aires al 90, el miércoles. El hombre, oriundo de Rosario, es viajante y había llegado a la provincia para visitar a sus clientes.

Estacionó el auto, un Chevrolet Cruze, de alta gama, en dicha calle y bajó para dialogar con un cliente. En el interior del vehículo había dejado dos bolsos y dos valijas plagadas de joyas.

No llevaba más de 10 minutos charlando con el cliente cuando una persona le avisó que le estaban sacando cosas del auto. En la desesperación, el viajante salió corriendo, pero ya era tarde: a lo lejos alcanzó a ver a un par de jóvenes subirse a un auto blanco con toda su mercadería. De inmediato llamaron a la Policía y al personal de la Comisaría Primera se sumaron efectivos del Departamento de Delitos.

En el detalle de la denuncia, el hombre dio cuenta que lo que contenía cada una de las valijas y los bolsos que le robaron. La valuación de la mercadería ronda el millón y medio de pesos.

Ante el relato de la víctima que afirmó haber activado la alarma, personal de Criminalística peritó el vehículo en busca de rastros de los delincuentes y, para su sorpresa, descubrieron que el Cruze no tenía signos de haber sido forzado, por lo que los investigadores cayeron de inmediato en la cuenta de que se trataba de delincuentes que operan con inhibidores de alarma.

Se tomó testimonio a testigos que vieron a los ladrones y se requirieron las cámaras de seguridad del sistema público de seguridad, como así también cámaras de particulares y comercios, para tratar de identificar a los autores.

El coordinador de Delitos, Pablo Queupan, no descartó que los delincuentes hayan estado observando al hombre, aunque la mayoría de los golpes con esta modalidad que dan son al azar y aprovechan a llevarse lo que las víctimas dejan a la vista en el vehículo.

Además, Queupan advirtió que están investigando si en el robo están involucradas personas que se movilizan en un Chevrolet Onix que fueron observadas por padres de alumnos de colegios de Neuquén y Cipolletti operando con esta modalidad delictiva.

La Policía continúa trabajando y, en paralelo, reiteran los consejos de manual para evitar este tipo de robos: no dejar nada a la vista en el auto y, una vez que se activa la alarma, chequear que las puertas queden cerradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *