Les agravaron los cargos por matar con alevosía

La Justicia resolvió reformularles los cargos a los cuatro acusados de asesinar a Germán Rickemberg por una calificación más gravosa. Además, les sumó delitos a dos de ellos y les prorrogó la prisión domiciliaria por dos meses a todos.

En una audiencia realizada ayer, la asistente letrada Valeria Cevallos solicitó que Diego Díaz, los hermanos Sergio Posso y Braian Benavídez y Williams Posso, primo de los últimos dos, sean acusados como coautores del delito de homicidio calificado por alevosía y por el número de intervinientes. Previamente habían sido acusados de homicidio agravado por el uso arma de fuego y ensañamiento.

De acuerdo a la teoría de la fiscalía, el crimen ocurrió el 16 febrero, a las 5:40, afuera del bloque C4 del barrio Belgrano. «Guido Castillo y su hermano Germán Rickemberg fueron atacados sorpresivamente por Sergio Posso, quien valiéndose de una pistola calibre 9 mm efectuó varios disparos sin herirlos», había detallado la fiscal Gabriela Macaya y aclaró que los otros tres acusados, también armados, se sumaron al ataque.

En medio de un forcejeo, Sergio Posso le disparó dos veces a la víctima, quien murió minutos después por un shock hipovolémico. Posso también le gatilló a la hermana de Rickemberg y fue acusado de tentativa de homicidio.

Ahora, le sumaron cargos por amenazar con un arma a un hombre y a Braian Benavídez por golpear a un joven. Una jueza avaló la reformulación, los nuevos cargos y la prórroga de domiciliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *