Los centros de esquí de la provincia esperan respuestas

Los centros de esquí tienen un panorama incierto, al igual que el avance o la vacuna contra el coronavirus. Lo concreto es que mientras algunos cerros, como el de Las Leñas en Mendoza, confirman que no abrirán, en Neuquén la esperanza sigue viva y cientos de familias están a la espera.

Las declaraciones de la ministra de Turismo de Neuquén, Marisa Focarazzo, muestran una señal positiva para el sector, ya que la funcionaria aseguró esta semana que se piensa en la circulación interna del turismo en la provincia. Bajo este contexto de incertidumbre, por no tener ninguna confirmación de qué es lo que pasará, los centros de esquí aseguran: “El espíritu de abrir está, pero no depende de nosotros”.

El Presidente de la Cámara Argentina de Esquí y Montaña (CAEM), Pablo Torres García, afirmó que la “única certeza que se tiene es que las aperturas de los centros se irá confirmando día a día y que ahora no se puede asegurar fechas”. Bajo esa idea, explicó: “Es que estamos en un escenario poco predecible, no sabemos cómo evolucionará el virus o cómo estaremos de acá a un mes”.

Más allá de que los tres cerros más grandes de la provincia coinciden en que, si se abre, “el público seguramente será solo neuquino”, Torres García tomó la voz: “Estamos barajando la idea de que se llevará a cabo una temporada con un turismo local. Entonces creemos que será una oferta abundante, por el contexto del aislamiento, y una posibilidad para muchos ciudadanos que nunca han venido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 6 =