Los fabricantes de la vacuna Sputnik V informaron que el intervalo entre dosis puede ser de 3 meses

La segunda dosis de la Sputnik V contra el coronavirus puede darse hasta tres meses después de la primera -en lugar de los 21 días que es el intervalo mínimo aprobado- sin que influya en «la intensidad de la respuesta inmune inducida», comunicaron hoy desde el Centro de Investigación Gamaleya, una estrategia que ya fue adoptada en Argentina desde marzo.

«Con respecto a la vacuna Sputnik V (…) consideramos posible incrementar el intervalo mínimo entre la aplicación del primer y segundo componente de la vacuna de los 21 días previamente aprobados hasta 3 meses», aseguró Alexander Gintsburg, director del Gamaleya, desarrollador de la vacuna en un comunicado difundido por el centro de investigación.

Según el comunicado, en el Gamaleya llegaron a esta conclusión en base a la experiencia del uso de «vacunas basadas en una plataforma idéntica de adenovirus, así como -lo más importante- en las exitosas campañas de vacunación masiva de la población en Rusia y en un gran número de países».

Entre los argumentos, Gintsburg también destacó que «como desarrolladores de vacunas, también apoyamos lo expresado anteriormente y de forma independiente por reconocidos reguladores del ámbito sanitario», y mencionó el caso de Argentina, que desde marzo anunció la estrategia de diferir la segunda dosis para alcanzar a más personas con alguna cobertura.

«También consideramos que, dada la extremadamente alta demanda de la vacuna entre la población, esta decisión acelerará significativamente la inmunización de la población», sostuvo, y concluyó que, en este contexto, «cada regulador nacional puede decidir de forma independiente si mantener el intervalo entre inyecciones en 21 días o extenderlo hasta tres meses».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + diecisiete =