Los Precios Máximos en Neuquén son más caros

El gobierno nacional renovó el programa Precios Máximos hasta el 30 de agosto y, pese al reclamo de los supermercadistas, no aplicó aumentos. Sin embargo, el listado deja en desventaja a los neuquinos, porque hay decenas de artículos que están hasta un 30 por ciento más caros acá que en otros puntos del país. Sólo las harinas y dos variedades de aceite son más baratas en nuestra provincia.

Al igual que sucede con Precios Cuidados, en el programa Precios Máximos los montos de referencia para Neuquén son más altos que en Buenos Aires y el centro y norte de Argentina. Aunque se puede explicar por un mayor costo de transporte, la brecha entre una región y otra oscila aún con artículos de un mismo rubro y marca.

Un caso llamativo es el de la Coca Cola. El envase de 1,5 litros tiene un precio límite de 100 pesos para Neuquén y de 84,9 en Buenos Aires. Sin embargo, si se elige la botella retornable de dos litros, en ambos puntos del país el tope son 90 pesos.

Otro producto con una gran dispersión de precios es la leche en polvo «Baby 2» de La Serenísima, que los porteños compran a 504 pesos como máximo, mientras que los neuquinos pagan hasta $631, un 25 por ciento más. El mismo producto con la variedad «Baby 1» tiene un tope de 680 pesos en Buenos Aires y de $701 en nuestra provincia, sólo un 3 por ciento de diferencia.

Con la yerba, un infaltable de la canasta familiar, también hay precios oficiales muy dispares. El paquete de un kilo de Amanda se vende en nuestra provincia a 279 pesos como máximo y en Capital Federal el tote es de $229, una brecha del 22 por ciento. Sin embargo, otras marcas del mismo producto, como Taragüi o Playadito, tienen una diferencia entre Neuquén y Buenos Aires que no llega al 5 por ciento del valor final.

Por fortuna, la disparidad en el programa también juega a favor de Neuquén. Hay seis variedades de harina con un límite más bajo acá que en la capital del país. La brecha más amplia se da con el envase de un kilo tipo cuatro ceros de marca Caserita, que se vende en la provincia a 56 pesos como límite y en Buenos Aires a $65. El mismo producto con etiqueta Morixe, Pureza y Blancaflor tiene topes del 2 al 5 por ciento más bajos en nuestra región.

También hay dos presentaciones de aceite con un límite de precios menor en Neuquén. Una es la botella de 900 centímetros cúbicos tipo girasol de Cañuelas, que acá tiene un tope de 92 pesos y en los mercados porteños llega a $95, y la restante es la variedad mezcla Cocinero de litro y medio, que en nuestra provincia se vende a 111 pesos como máximo cuando en Buenos Aires pagan hasta $123.

Lo curioso es que las mismas marcas de aceite, con envases de otra capacidad, tienen montos de referencia más caros para los neuquinos. De los 2300 productos del programa, al menos la mitad figura con un límite más alto acá que en la capital del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *