Los Reyes Magos se ajustaron el cinturón para regalar

Lo más barato y útil posible; esa fue la premisa de este año para los Reyes Magos. En las jugueterías de la ciudad, el gasto promedio fue de apenas 500 pesos por juguete, la mitad que en 2019. Los neuquinos hicieron las compras a último momento y se inclinaron por los obsequios que puedan aprovechar durante las vacaciones, como los flotadores de goma espuma, pelotas de playa, baldecitos y lanzadores de agua.

Para Reyes, un año atrás, el desembolso promedio por regalo fue de mil pesos en Neuquén. Esta vez, pese a la inflación del 60 por ciento, se gastó muchísimo menos. «El monto por juguete ronda los 400 a 500 pesos, porque se llevan más que nada cositas para la playa», explicó Rumi Aragón, encargado de Flipper.

Señaló que, además de un cliente más gasolero, «hubo menos ventas que el año pasado, pero es algo que viene pasando hace un tiempo, que se le da menos importancia a Reyes porque tiene menos márquetin que Navidad o el Día del Niño».

Joana, encargada de El Niño Feliz, coincidió en el diagnóstico: «Tuvimos un promedio de 500 pesos por juguete, con más demanda para las pistolitas de agua, pelotas inflables y ese tipo de juegos de verano que suelen ser más baratos que los productos de marca que salen en televisión».

Contó que el movimiento de Reyes «empezó recién el sábado, después el domingo estuvo quieto en los locales del centro, sólo hubo compras en los shoppings, y la mayoría vino recién este mismo lunes».

«Además de la economía, creo que este año jugó en contra que justo caiga la fecha después de un fin de semana, porque la gente se fue al río o esperó al lunes a cobrar el sueldo para salir de buscar regalos», observó.

Al momento de pagar en caja, hubo muchas compras en efectivo, porque casi en todos los locales hacían algún descuento por los billetes. A diferencia de Navidad, muy pocos tarjetearon el regalo para pagarlo en cuotas.

Soledad, dueña de Arlequín, indicó que «la gente buscaba sobre todo las promociones que tenemos para la segunda y tercera unidad; se llevaban los combos que están en oferta con un tiquet promedio de dos mil pesos».

Informó que las compras repuntaron «recién el domingo» y, aunque aún no hicieron el balance detallado, saben «que las ventas son mucho más bajas que el año pasado». Añadió que la caída respecto de 2019 «fue mayor que la de Navidad, quizás porque el clima no ayudó y hay gente que se fue de vacaciones temprano».

La mayoría de las jugueterías continuarán con las promociones de Reyes hasta el viernes, esperando a los rezagados. Ayer, mientras se lamentaban por el escaso movimiento, los comerciantes se esperanzaban con remontar un poco la facturación de enero con los que cobran el sueldo después del 6 y recién van a tener plata para poner algo en los zapatitos en los próximos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =