Mariano Gaido va contra el déficit de la caja jubilatoria

Entre los 30 proyectos de ordenanza que el intendente Mariano Gaido envió al Concejo Deliberante hay tres que están vinculados a corregir el modo de financiamiento y paliar el déficit de la caja jubilatoria municipal.

El primero elimina los aportes que hacían los trabajadores con una parte de los aumentos salariales para los empleados municipales. El segundo termina con el sistema de jubilaciones anticipadas y el tercero establece un mecanismo de financiamiento, a través de la creación de un fondo específico de sustentabilidad.

Este último se conformará con los aportes que surjan del cobro de multas de tránsito, es decir, infracciones por no respetar normativas viales, alcoholemia y acarreo. El 40 por ciento de lo que se recaude de esto, estimado en unos 30 millones de pesos al año, irá a parar a las arcas del Instituto Municipal de Previsión Social (IMPS).

Una vez que se logre el equilibrio financiero, ese dinero dejará de ser percibido por la caja jubilatoria y se destinará al nuevo instituto del hábitat, que además recibirá fondos de la cantera municipal, creada también por ordenanza y que comenzará a funcionar en mayo.

Otros recursos para este instituto, que buscará promover una política de viviendas, saldrán de la recategorización de zonas del ejido municipal, hecho que mejorará la recaudación con la incorporación de más contribuyentes.

Por otra parte, dentro del paquete de proyectos de ordenanza, quedó fuera el contrato de CALF, que se firmaría la semana que viene y que luego se enviará al Deliberante. También la creación de un ente regulador de servicios públicos. Desde el Ejecutivo se explicó que lo que se busca es darle un perfil más técnico y no político, que eso se incorporará al proyecto y que en los próximos días será presentado. La función del organismo será controlar el funcionamiento de todos los servicios que se prestan en el ámbito de la ciudad.

De las ordenanzas que deberán analizar los concejales de la ciudad también se destacan la eximición a nuevos comercios de la tasa de seguridad e higiene por tres meses, con el propósito de ofrecer oxígeno al desarrollo de esos emprendimientos y la quita del pago de retributivos y licencia comercial por un año a los locales lindantes con el Metrobús. Y el mega plan de obras por casi 20 mil millones de pesos, que ya había anticipado el intendente Gaido antes de su primer discurso ante los concejales. Allí se destaca la nueva avenida sobre la multitrocha y la urbanización de 2000 lotes con servicios.

FUENTE: LMN Neuquén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *