Misiones: Brutal, degolló a su ex frente a sus hijas

El brutal femicidio de Sonia Cerpa de 42 años, quién fue degollada delante de sus dos hijas de 2 y 7 años, sigue sorprendiendo al paraje Dos Hermanas de Bernardo de Irigoyen, Misiones. Su asesino sería una ex pareja de la mujer, identificado como Valdir «Cuerero» Prestes. Se trata del primer crimen de este tipo en el 2020 en esa provincia.

El hecho ocurrió el martes alrededor de las 7 en su casa del kilómetro 75 de la ruta provincial 18 del paraje Laguna Azul, y esta mañana se realizó la autopsia al cadáver de la víctima. Previo a esto, se conocieron detalles escalofriantes, como por ejemplo, que el asesino le dio alrededor de 20 puñaladas a la víctima, la habría violado post mortem y le cercenó los miembros inferiores.

Por el femicidio las policías de Misiones y de los Estados de Paraná y Santa Catarina (Brasil), buscan intensamente a Valdir Prestes, alias “Cuerero” de 32 años, quién fue ex pareja de Sonia durante un mes.

El presunto asesino posee además antecedentes criminales en Brasil y Chile. Además, tiene un pedido de captura en Brasil por fugarse de la Penitenciaria Montenegro, en Rio Grande Do Sul, donde cumplía una condena por abuso sexual desde el año 2016.

Sonia Cerpa estaba en concubinato con Arseli De Lima desde hace 16 años y tienen tres hijos en común, un varón de 15 años y dos hijas, de 7 y 2 años. El martes, antes de las 7:00 horas, Arseli y su hijo se fueron a trabajar a la chacra como normalmente lo hacían y fue cuando se hizo presente en el lugar “Cuerero” para exigirle a Sonia que vuelvan a estar juntos.

Fue allí que se inició una fuerte discusión entre ambos, frente a las dos niñas, que pasó de las palabras a la agresión. En primer momento, el supuesto asesino empuño un arma de fuego de fabricación casera con la que pretendió darle muerte a su ex pareja, pero el tiró no salió. Enfurecido, el hombre sacó un puñal con el cual comenzó a acuchillar a Sonia, delante de sus hijas.

De acuerdo a los testimonios de los familiares de Sonia Cerpa, la víctima tenía cercenado sus miembros inferiores y no poseía ropa interior. De ello no se descarta que la occisa habría sido violada post mortem.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *