Murió Emiliano Amaya, el policía que estaba en coma tras ser víctima de un joven al volante

Murió el policía de tránsito Emiliano Amaya en la madrugada del jueves, después de permanecer una semana en coma producto de un choque ocasionado por el joven cipoleño, Mauricio Retamal, quien se encuentra con prisión domiciliaria por el hecho.

De acuerdo con lo que había informado desde el entorno del oficial, la víctima se encontraba en estado delicado y con respirador artificial en la terapia intensiva del hospital Castro Rendón.

Emiliano era un agente de tránsito de 28 años y padre de un nene de 1 año y cuatro meses.

Este miércoles, la justicia neuquina había ordenado la preventiva domiciliaria para Retamal, de 19 años, acusado de chocar a Amaya en medio de una posible picada sobre la Ruta Nacional 22. Retamal había sido detenido el jueves pasado en las 1200 viviendas de Cipolletti y trasladado a Neuquén donde le formularon cargos por abandono de persona. Ahora, la fiscalía deberá reformular los cargos y cambiar la carátula de la causa por homicidio culposo.

El viernes pasado, en una audiencia en la Ciudad Judicial de Neuquén, la fiscal Paula González le formuló cargos haciendo alusión a la conducción temeraria y al abandono de persona. Además, solicitó seis meses de prisión preventiva, pero el juez Yancarelli entendió que con cuatro meses bastaba porque es el plazo de la investigación.

Retamal fue detenido en su casa en la esquina de Roberto Firpo y Antonio Turrín de las 1200 viviendas de la ciudad rionegrina. En ese lugar llegó la madrugada del jueves 5 tras escapar de la escena del accidente donde resultó gravemente herido el policía neuquino Emiliano Amaya.

En el lugar del hecho se encontró la camioneta Ford Ranger gris, y se pudo localizar el domicilio gracias a que el conductor perdió la patente tras el fuerte impacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 9 =