Nervios con los cambios en el tránsito por el metrobus

La Municipalidad pondrá a prueba esta modalidad en los próximos días. Por un período de tres meses, estudiará cómo afecta el comportamiento del tráfico y determinará si es beneficioso aplicarla definitivamente o si lo más conveniente es descartarla.

Este medio recorrió las calles del centro para conocer la mirada de cada uno de los actores del tránsito, quienes coincidieron en que los carriles preferenciales van a traer más complicaciones que soluciones.

En principio, los automovilistas son los que consideran que salen más perjudicados. Al respecto, Yolanda comentó que la ciudad ya tiene suficientes problemas como para generarle nuevos conflictos. «Ya tenemos complicaciones para estacionar en el microcentro. Creo que, con esto, una importante parte del tráfico se va a concentrar en otros sectores, generando un caos», explicó.

Ana Paula, por su parte, señaló que hay zonas donde se producen embotellamientos considerables y aclaró que la prohibición de estacionar sobre la calzada derecha va a profundizar esta problemática.

En tanto, Enzo fue el más positivo respecto de la nueva modalidad. Sostuvo que el sistema puede funcionar solo si los conductores respetan la normativa y si las empresas de transporte ponen más colectivos en funcionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *