¿Quién es el principal sospechoso que busca la Policía por el crimen del cabo Nahuelcar?

José Luis Espinoza, de 19 años, es intensamente buscado por ser el presunto autor del crimen del cabo Juan Gabriel Nahuelcar, asesinado de un tiro en la cabeza durante un procedimiento en el barrio Peñi Trapún de Cutral Co. Ayer se realizaron 13 allanamientos en la provincia en procura de su captura.

La jornada de ayer arrancó con el anuncio del gobernador Omar Gutiérrez que decretó dos días de duelo provincial por el homicidio del joven integrante de la Policía neuquina.

Horas después, Luis “Chato” Nahuelcar, papá del policía asesinado por la espalda, quien confió que va a buscar que se haga justicia no solo por su hijo. Además, se mostró indignado por la situación de exposición que tienen los policías a la hora de desarrollar su trabajo (ver recuadro).

Pesquisas

En Cutral Co, la fiscal Marisa Czajka, a cargo de la investigación del crimen, tomó una serie de testimoniales a personas que estuvieron en el barrio Peñi Trapún a la hora del homicidio.

Con mucha dificultad se pudo recolectar información clave, ya que la mayoría de los vecinos tienen miedo, y se pudo identificar al presunto autor del crimen.

Se trata de José Luis Espinoza, de 19 años, miembro de una de las familias conflictivas de la comarca petrolera.

El cruce de datos obtenidos por la Policía y la fiscalía también ayudo a marcar una serie de lugares donde el joven podría estar escondido, ya que se fugó tras el homicidio.

Así fue como se identificaron 13 viviendas que fueron allanadas durante la tarde de ayer en Cutral Co, Neuquén y Picún Leufú sin éxito.

Para ello hubo un amplio despliegue de varias unidades policiales porque los allanamientos debían estar coordinados para realizarse en forma simultánea.

Fue así que poco más de cien efectivos de la fuerza fueron convocados a este megaprocedimiento para dar con el sospechoso.

Los elementos que se han reunido hasta el momento, según confiaron fuentes de la investigación, alcanzan para que, en el caso de que se lo detenga, al joven le formulen cargos por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

Además, con el antecedente de haberse dado a la fuga, la fiscalía tranquilamente podrá pedir la prisión preventiva por existir riesgos procesales.

Dentro de las medidas que ordenó la fiscalía está el peritaje del fragmento del proyectil que se extrajo durante la autopsia al cráneo del cabo Nahuelcar. Ahora se deberá corroborar si coincide con el arma secuestrada el día del crimen, una carabina calibre 22.

Hoy en Zapala se despedirán con honores los restos del cabo abatido en servicio, por lo que está previsto el arribo de toda la cúpula policial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =