Se espera un nuevo incremento en los combustibles

El incremento en la producción de petróleo que registraron las áreas emplazadas en la provincia de Neuquén puede ser analizado desde diversos ángulos.

En la punta opuesta a la producción de petróleo se encuentran las estaciones de servicio y el precio que al cual se comercializa cada litro.
Luego del congelamiento que fijó el DNU 566, las pizarras de las estaciones de servicio del país mantenían precios por debajo de la paridad de importación, un desfase del 8 al 10% según el tipo de combustible y la empresa.

La modificación realizada el viernes en torno a las retenciones amortiguará una parte de ese desfase dado que en la práctica lo que hará es bajar el precio al cual se comercializa cada barril dentro del país.

Para los automovilistas la medida será positiva pues reducirá un potencial aumento de los surtidores a no más del 7%, aunque el alza en la tasa de estadísticas, que afecta a los productos importados, incidirá elevando ese atraso.

Para el segmento de la producción la noticia no es tan buena pues implica que las retenciones volverán a limitar el precio de los barriles, originando una nueva tasación para el petróleo argentino que con el nuevo sistema pasará a valor uno 55 dólares por barril, 11 dólares menos que el Brent.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 13 =