Un nuevo caso de COVID-19 en el petróleo

Un trabajador del petróleo dio positivo de COVID-19 y se activó el protocolo de prevención que se diseñó para la industria en Neuquén. Se trata de un operario de la empresa Víctor Contreras que había cumplido un aislamiento preventivo, por lo que este fin de semana le otorgaron el alta médica. Sin embargo, en un nuevo testeo a pedido de la firma pyme volvió a dar positivo.

Este operario de una hidrogrúa y un compañero cumplieron un aislamiento debido a que ambos estuvieron en el mismo vehículo donde se traslado un caso positivo. Esto fue hace más de 14 días, el tiempo prudencial para realizar cuarentena. El seguimiento lo hizo el Ministerio de Salud de Neuquén. Todo parecía indicar que ambos estaban en condiciones de volver a trabajar el lunes último. La empresa Víctor Contreras lo incorporó en el diagrama de trabajo para este martes.

Ya estaba dentro de una «célula» de cuatro trabajadores. Esto significa que siempre se trabaja con el mismo grupo reducido de gente por si hay un caso positivo o sospechoso, es ahí cuando se aísla toda esa «célula» y no es necesario frenar las tareas en la locación. A su vuelta, la contratista decidió volver a realizarle el hisopado a los dos integrantes de la empresa y uno de ellos volvió a dar positivo.

Además, de manera preventiva se aisló toda la «célula» y otros tres grupos de trabajo más. Es decir, un total de doce trabajadores, de acuerdo al sistema de trabajo que se emplea en esta locación, estarán en cuarentena y pasarán por los chequeos médicos correspondientes. Esta empresa realizaba tareas en una obra de construcción en el sector petrolero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *